La tecnología de la NASA está a nuestro alrededor, en nuestras gafas, nuestras camas, nuestros teléfonos y hasta dando de comer los bebés.

Muchas de las tecnologías que han mejorado la sociedad en las últimas década, y muchas de las que usamos día a día, tienen su origen en la exploración espacial. Desde 1976, la NASA publica a través de su programa Spinoff un repaso de las tecnologías espaciales que han mejorado la medicina, el transporte, la seguridad, la energía…y otros muchos ámbitos de la sociedad.

“Las innovaciones surgidas para avanzar en la exploración espacial tienen un impacto constante en la forma en que vivimos en el planeta”, explicaba Daniel Lockney, Responsable del Programa de Transferencia de Tecnología en la última de estas publicaciones. “Puedes encontrar tecnología de la NASA de manera indirecta o indirecta, en cada faceta de la vida moderna”.

Astronauta de la NASA

Imagen de The Next Web

Cristales para tus gafas de sol

Los avances en la creación de los primeros cristales para gafas resistentes a  arañazos y con protección solar UV surgieron del trabajo del Centro de Investigación Ames, donde los ingenieros de la NASA trabajaban para mejorar los visores de los cascos de los astronautas. Su objetivo era desarrollar cristales capaces de filtrar la luz solar para proteger la vista y, al mismo tiempo, potenciar la calidad de los colores que se veía a través de ellos.

Almohadas viscoelásticas

El material viscoelástico, que hoy mejora el sueño de miles de personas en el planeta, fue desarrollado por la NASA con la intención de aliviar la presión que los tejidos podían llegar a producir en el cuerpo de los astronautas durante el despegue de la nave espacial. El material nació como resultado de un programa espacial en los años 60, aunque fue a principios de los 90 cuando los investigadores decidieron incorporarlo al uso doméstico.

Joysticks para videojuegos

Cualquier nostálgico de los videojuegos debe estar agradecido a la NASA por haber introducido en nuestras vidas el famoso joystick. El origen de este diseño se remonta a los sistemas de aterrizaje y toma de contacto de lanzaderas espaciales. Estos necesitaban una sensibilidad y precisión que los controles existentes no ofrecían para aterrizar las naves.

Bañadores que baten (demasiados) récords  

En 2004, la marca de bañadores Speedo pidió ayuda a la NASA para diseñar trajes más aerodinámicos para los nadadores olímpicos. Aplicando su conocimiento de la dinámica de fluidos, la NASA y Speedo diseñaron un traje con el que los nadadores rompieron hasta 13 récords mundiales en un solo mes. El éxito fue tal que el Comité Olímpico decidió prohibirlos en las competiciones oficiales.

Potitos para bebé

Aunque no lo parezca, los bebés y los astronautas tienen algo en común: la necesidad de tomar alimentos de muy alto valor nutricional. Mientras la NASA trabajaba en diseñar alimentos altamente energéticos para las futuras misiones a Marte, encontraron una fuente natural de un tipo de ácido graso muy importante para el desarrollo infantil. Esta fórmula puede encontrarse hoy en día en el 90% de los potitos comerciales.

Purificadores de agua

Los ingenieros de la NASA han trabajado desde 1995 en complejos sistemas que permiten a los astronautas sobrevivir en la Estación Espacial Internacional. Uno de ellos se encarga de convertir aguas residuales procedentes de la respiración, orina y sudor de los astronautas, en agua potable. En la Tierra, estos diseños sirvieron de base para crear sistemas de purificación que filtran los elementos tóxicos y residuos del agua en lugares de difícil acceso a fuentes limpias.

Fotografías panorámicas

Las fotografías panorámicas a gran escala han mejorado gracias a las necesidades surgidas de las misiones a Marte. Las fotos de las rojizas laderas y montañas marcianas con las que Curiosity nos permite ver un poco más del planeta vecino son las responsables de que puedas fotografiar tu ciudad en 360º, ¡incluso con tu móvil!

Aspiradoras inalámbricas

Las misiones espaciales Apollo y Gemini cambiaron para siempre la forma en que las personas limpian sus hogares en todo el mundo. Para la primera misión fue necesario desarrollar taladros portátiles capaces de penetrar la superficie lunar y, al mismo tiempo, recoger muestras del suelo. Este diseño, que fue encargado a la compañía de taladros Black & Decker, supuso la invención en 1981 de dispositivos ligeros y portátiles, como la famosa aspiradora inalámbrica, capaces de minimizar al máximo su gasto energético para prescindir de los cables.

Prótesis más flexibles y articulables

Los avances conjuntos de la NASA en robótica y en el desarrollo de materiales con capacidad de absorción de impactos lleva años inspirando la creación de nuevas y mejores prótesis para personas y animales. Algunos de los desarrollos de los robots de exploración marcianos se están adaptando para crear miembros artificiales más dinámicos y funcionales. Además, los materiales viscoelásticos han permitido hacer prótesis más cómodas, flexibles y customizables.

Paneles solares más eficientes

Hogares en todo el mundo usan hoy en día paneles solares cada vez más eficientes que permiten reducir la dependencia de fuentes tradicionales de energía que contaminan el medio ambiente. El origen de estos dispositivos, constituidos por celdas de silicona, tiene su origen en un proyecto de la NASA que trabaja en el desarrollo de sistemas de aviación no pilotados que vuelan durante días a elevadas y requieren un bajo peso para aguantar el máximo tiempo sin repostar.