Compromiso con la seguridad

En BQ nos tomamos muy en serio la seguridad de nuestros dispositivos y por tanto de nuestros clientes. Todas las baterías que utilizamos siguen un proceso de homologación conforme a las directivas 2006/66/EC y 2013/56/EU, a la norma de seguridad IEC 62133 y a la de transporte UN.38.3. Además, los dispositivos se someten a un exhaustivo proceso de validación interno en el que se prueban los ciclos de carga y descarga así como los de temperatura para garantizar su perfecto funcionamiento antes de salir al mercado.

Los materiales utilizados en las envolventes mecánicas (exterior e interior) de nuestros dispositivos cumplen con la normativa UL 94 V-1 y atienden a los requisitos de seguridad de la norma IEC 60950-1. El el apartado 7.1 de dicha normativa, se establece el grado de inflamabilidad de cada uno de los componentes para reducir el riesgo de ignición y propagación al fuego.

Todas nuestras baterías incorporan múltiples mecanismos de seguridad en diferentes niveles destinados a prevenir el mal uso de las mismas.

Elementos físicos

Las baterías de BQ poseen componentes electrónicos de seguridad que previenen fallos de sobretensión, sobrecorriente, sobrecarga y sobredescarga. Estos se encuentran situados en la PCB interna de la batería, manteniendo la seguridad no sólo cuando el dispositivo está en uso, sino también cuando las baterías se almacenan antes de ponerlas en un teléfono, cuando son manipuladas en uno de nuestros servicios técnicos o cuando se desecha el teléfono y se lleva a un punto de recogida de residuos electrónicos.

Protecciones del Circuito de Carga

El circuito de carga de los terminales controla todos los parámetros de carga descritos en el proceso de carga. En nuestros dispositivos se sigue, entre otras, la norma JEITA (el estándar de referencia para el uso seguro de baterías LiPo) para controlar los procesos de carga, estableciendo diferentes niveles de corriente de carga y tensión máxima de la batería según la temperatura de trabajo en cada momento.

normativa-baterias-BQ

Además de controlar el proceso de carga, nuestros móviles también supervisan la calidad con la que los cargadores entregan la energía. En general, a medida que se demanda más corriente a un cargador, este reduce la tensión de salida haciendo que, en ocasiones, caiga lejos de los 5V mínimos definidos en el estándar de USB. Nuestros circuitos de carga monitorizan este hecho para prever cuando el cargador puede llegar a fallo y no demandar más corriente, reduciendo así la posibilidad de que el cargador falle o se deteriore.

Protecciones Software

El software de alto nivel también incluye mecanismos de supervisión. Estos mecanismos tienen en cuenta combinaciones más complejas de parámetros de temperatura y corrientes de carga/descarga de la batería para tomar decisiones en cuanto a la reducción de los parámetros de carga o incluso el apagado del terminal si fuera necesario.

Fabricación segura

En BQ conocemos cada detalle de nuestros productos, estamos presentes en las fábricas donde se producen los componentes que utilizamos para conocer los parámetros de fabricación y realizar auditorías de calidad, teniendo en cuenta elementos clave como la densidad energética.

La fabricación de nuestras baterías se realiza en ambientes limpios, lo que se conoce por “sala blanca”, para que no haya ninguna impureza entre las láminas del ánodo y el cátodo y prevenir posibles cortocircuitos internos en la celda. Este es uno de los puntos claves de la auditoría que realizamos a todos nuestros fabricantes de celdas, como es el caso de Sony para el Aquaris M5.

Posibles motivos reales de por qué puede ocurrir que una batería arda.

Que arda una batería es algo muy poco probable (menos del 0,001%) pero existen casos en todas las marcas. Solamente hay que hacer una pequeña búsqueda en internet y aparecen casos (Samsung, LG, Huawei, Apple, fitbit, Motorola, Xiaomi…) y también hay numerosos artículos que explican los motivos de este fenómeno  (art1, art2, art3…)

Lo que se desconoce es que la práctica totalidad de los casos se producen principalmente por:

  • Fallo producido inadvertidamente y de forma involuntaria por alguna acción del usuario o persona con acceso al dispositivo como un golpe, dejar el terminal en lugares a altas temperaturas (como el salpicadero del coche), carga de forma incorrecta (con cualquier cargador o cable independientemente del amperaje del cargador), dejar el móvil demasiado tiempo enchufado a la corriente (toda la noche cuando se necesitan solamente 3 horas para que la batería esté completa), etc.
  • Fallo producido por manipulación del dispositivo:
    1. Reparación en servicio técnico no oficial donde se pueden producir errores o uso de material NO oficial (ejemplo: batería doblada,…)
    2. Autoreparación o cambio de piezas no originales u originales con error en la ejecución.
    3. Reparación en servicio técnico oficial donde se puede producir un error (ejemplo: un tornillo suelto puede perforar la batería).

Asociado a este punto es muy importante avisar a los usuarios que hemos detectado que en algunos servicios técnicos no oficiales y algunas tiendas de internet han empezado a comercializar baterías que pretenden pasar por repuestos originales pero no lo son.

En el caso del Aquaris M5, encontramos una batería que con una imagen muy similar a la nuestra pretende hacerse pasar por un recambio oficial. En las siguientes imágenes se puede observar como la serigrafía de la batería difiere entre la original y la falsificación, no llegando ni a mantener la identidad corporativa de nuestra marca. Además, todas las baterías falsas tienen el mismo número de serie, hecho totalmente ilegal.

bateria original y falsa de un BQ AquarisA la izquierda batería original de Aquaris M5 y a la derecha la falsificación

Pero el problema real viene en la calidad de la falsificación. Los espadines del ánodo y el cátodo de la celda están colocados en diferentes posiciones, más separados entre ellos, por lo que la celda no es la misma. Además, el circuito impreso que incorpora los elementos de protección de la batería, también difiere, por lo que no podemos en ningún caso garantizar que estas baterías cumplan con las normativas vigentes ni con nuestros requisitos de fiabilidad y seguridad.

 

detalle de batería original de BQ

Detalle de una batería falsa de BQ AquarisEn la imagen superior una batería original de Aquaris M5, en el inferior, una falsificación.

Por último, la batería de la siguiente imagen indica que su tensión máxima es de 4.2V, mientras que la original es de 4.4V. Esto puede acabar en sobretensión y/o sobrecarga, dos efectos que en las baterías de BQ están protegidos y que de producirse pueden acabar en hinchamiento o combustión.

bateria falsa de Aquaris BQ

En el momento de la redacción de este documento encontramos baterías en tiendas tan conocidos como Amazon o Ali Express (ej1, ej2, ej3, ej4, ej5…).

Lógicamente, BQ no puede hacerse responsable de los fallos que se originen en sus productos como resultado del uso de repuestos no oficiales en reparaciones llevadas a cabo en centros no oficiales o incluso realizadas por los mismos usuarios. Estos componentes no han sido probados ni validados por la marca, por lo que no podemos garantizar su fiabilidad y seguridad.

  •  Fallo tecnológico provocado para cobrar un seguro u obtener un terminal nuevo. Por desgracia, existe un aumento considerable de robos simulados en la industria de la telefonía móvil como indica este Tweet de la policía. Y últimamente también tenemos constancia de manipulaciones en terminales, con el fin de obtener un terminal nuevo. En estos casos, el usuario se niega a enviar su terminal para su peritaje y además amenaza y coacciona con hacerlo público en diversos medios. En BQ disponemos de mecanismos y controles para facilitar la detección de este tipo de comportamientos, reservándonos el derecho a iniciar acciones penales contra quien trate de cometer un hecho delictivo haciendo pasar un dispositivo manipulado por otro con un supuesto problema de combustión con la intención de obtener una contraprestación.

Por estos motivos, es clave la colaboración de los usuarios facilitando el terminal para hacer un diagnóstico y colaborar en la investigación para evitar fraudes de terceras empresas que pueden dañar tanto la integridad del usuario como la de nuestra marca.

Si quieres que te demos más información, te llamamos gratuitamente desde este enlace. También puedes ver cómo cuidar tu batería en el siguiente artículo