Probablemente has oído que Aquaris X2 Pro y Aquaris X2 son dos de los primeros smartphones del mundo con Quick Charge 4+. Suena bien pero, si alguien te preguntara qué es, ¿cómo se lo explicarías? La nueva tecnología Quick Charge 4 y 4+ de Qualcomm ha aterrizado llena de novedades y lista para cambiar el paradigma de la carga rápida, pero también rodeada de cierta confusión.

De qué hablamos cuando hablamos de Quick Charge 4

Carga rápida Qualcomm Quick Charge 4+
Fuente: Qualcomm

Un smartphone con Quick Charge 4 es el que cumple los requisitos de software y hardware para ser compatible con una serie de tecnologías relacionadas con la carga rápida, la protección de la batería y la gestión térmica. Si, además de cumplir esos requisitos, el fabricante ha empleado las prácticas recomendadas por Qualcomm durante el desarrollo del dispositivo, recibe la consideración Quick Charge 4+. Este es el caso de Aquaris X2 Pro y Aquaris X2.

Sin embargo, la nomenclatura comienza a jugarnos una mala pasada: cuando hablamos de cargadores QC4 o QC4+, nos referimos a otra cosa. Un cargador QC4 es un cargador de carga rápida en el que el protocolo de comunicación está basado en el estándar Power Delivery y no en un protocolo propietario de Qualcomm. Para poder entenderlo mejor, tenemos que echar la vista atrás y hablar de historia: la historia de la carga rápida.

Así era la vida antes del QC: la carga tradicional con USB

Tradicionalmente, convivieron tres tipos de puertos USB: los estándar, los dedicados y los de transmisión de datos.

  • Standard Downstream Port (SDP): transmiten datos y suministran un mínimo de 500mA. Son los puertos tradicionales que puedes encontrar en televisores, tomas para pendrive o en los ordenadores de hace unos años.
  • Downstream Port (CDP): transmiten datos y suministran hasta 1.5A.
  • Dedicated Charging Port (DCP): no transmiten datos y sólo sirven para cargar. En general, ofrecen corrientes de 1.5A o superiores. Por ejemplo, serían los típicos cargadores de pared de 5V@1.5A.

Las primeras versiones de Quick Charge

Diferencias de las distintas cargas rápidas de Qualcomm
Fuente: Xataka

Quick Charge 1.0 y 2.0

Antes de que llegaran los sistemas de carga rápida, los cargadores DCP eran los que proporcionaban más potencia. Precisamente, la tecnología Quick Charge 1.0 nació para aprovechar al máximo la capacidad de los cargadores DCP que podían ofrecer 2A o más, ya que el estándar USB requería un máximo de 1.5A.

Durante un tiempo, esa potencia fue más que suficiente para las baterías de litio de la época, pero la cosa cambió cuando estas evolucionaron a las LiPo (Li-Ion Po): las nuevas baterías aumentaban la densidad energética y el rendimiento y permitían mayores corrientes de carga y descarga.  De repente, surgían nuevas posibilidades, y la carga ya no estaba limitada por la batería sino por el sistema de carga. Ahí nace Quick Charge 2.0, que se caracterizó por traer tres novedades a dispositivos y cargadores:

  • Soluciona un fenómeno hasta entonces inevitable: cuando aumenta la corriente de carga entre un cargador y un dispositivo, también lo hacen las pérdidas de transmisión de potencia (en los conectores, el cable y la circuitería intermedia). Para evitarlo, Qualcomm diseñó una tecnología que aumentaba la tensión del cargador usando la negociación entre el dispositivo y el cargador. Así, bajando la corriente pero subiendo la tensión, aumentaba la potencia y se reducían las pérdidas.
  • Proporciona la carga en 3 modos de funcionamiento: el cargador suministra la carga (hasta 18W) en 5V, 9V o 12V según la potencia que “solicite” el dispositivo.
  • Incorpora nuevas políticas: Qualcomm empezó a desarrollar soluciones de hardware y políticas de software que dieran soporte y seguridad durante la carga y funcionamiento del dispositivo.

Quick Charge 3.0

Qualcomm pronto entendió que la carga podía ser más eficiente si el voltaje de entrada se iba adaptando a las necesidades de cada momento. La máxima potencia que podía proporcionar Quick Charge 3.0 seguía siendo 18W (la misma que QC2.0), pero permitía al dispositivo “solicitarla” en pasos de 0.2V entre 5V y 12V. En esta versión, Qualcomm adaptó y mejoró las políticas que había diseñado para QC2.0 e incluyó nuevas políticas de protección.

Bienvenido a Quick Charge 4

En paralelo al avance de la tecnología Quick Charge, se produjeron dos fenómenos: las baterías de los dispositivos fueron capaces de almacenar y administrar cada vez más energía y apareció el conector USB Tipo-C, un nuevo tipo de conector que puede  soportar hasta 100W y que supera las limitaciones de potencia de la carga USB con otro tipo de conectores.

Para gestionar la energía en el nuevo conector USB Tipo-C, USB diseñó el protocolo Power Delivery (PD). La peculiaridad del PD es que, mientras la mayoría de protocolos de carga rápida son privativos e incompatibles unos con otros, Power Delivery pretende ser el “protocolo de carga rápida estándar” para todos los dispositivos que usen USB Tipo-C.

Para adaptarse a estos nuevos estándares, Qualcomm trasladó toda la ingeniería que había desarrollado durante años a una nueva versión de la carga rápida en la que la comunicación entre el dispositivo y el cargador deja de ser con su protocolo privado y pasa a ser con PD. Ha nacido Quick Charge 4 que, además de soportar este nuevo protocolo, incorpora las tecnologías de versiones anteriores y nuevas mejoras para la gestión térmica, la seguridad en la batería y la eficiencia energética.

Mucho más que una simple evolución

USB Power Delivery
Fuente: Xataka

El cambio de protocolo y la nomenclatura han generado algunas dudas. Para empezar, ¿es QC4 una evolución de QC3.0? No del todo (de ahí la desaparición del .0 en el nombre). Como explicábamos más arriba, QC4 es un cambio de paradigma que se caracteriza por dejar atrás los protocolos privativos de Qualcomm e incorporar nuevas tecnologías que mejoran la eficiencia de la carga, la gestión de la energía y el comportamiento térmico.

Otras de las dudas más frecuentes están relacionadas con la compatibilidad con cargadores. ¿Puedes cargar un dispositivo con QC4/QC4+ con un cargador QC2.0/QC3.0? Y si es así, ¿perderías las ventajas del QC4/QC4+?

Los cargadores QC4 son capaces de “hablar en el lenguaje” Power Delivery o QC4, mientras que los QC4+ también son retrocompatibles con los dispositivos QC3.0/QC2.0. En este momento, prácticamente no existen cargadores QC4/QC4+.

Para los dispositivos QC4/QC4+ puedes utilizar indistintamente cargadores QC4/QC4+ o QC3.0, porque con todos ellos el tiempo de carga es el mismo (la limitación de la carga no la marca el cargador, sino la batería) y el dispositivo empleará igualmente las tecnologías de eficiencia energética, carga rápida y temperatura propias de QC4/QC4+. También se pueden usar QC2.0, pero en ese caso el tiempo de carga podría ser algo superior debido al salto en eficiencia y gestión térmica entre QC2.0 y QC3.0.

Y es que esa es la clave. Aunque muchas de las mejoras de QC4 relativas a la seguridad del dispositivo y la batería son imperceptibles para ti (como la protección de sobretemperatura o la reducción de la carga en situaciones de temperatura fuera de rango óptimo), siguen protegiendo tu dispositivo ya sea el cargador QC2.0, QC3.0 o QC4/QC4+.