Hace unas semanas nos despertamos con un post en el blog de Google: el responsable de Gmail anunciaba que llegaban un montón de novedades a su servicio de correo electrónico, tanto en su versión web como a su aplicación móvil. Así que armada con el nuevo Aquaris X2 Pro me he propuesto explorar todos estos cambios.

Van llegando…

La primera sorpresa es que muchas de las novedades se quedan sólo en la versión web y que, además, tampoco se han incorporado todas: aunque algunas están ya disponibles, para el resto (diría que las más interesantes) tendremos que esperar un poco más.

Entonces, ¿qué cosas nuevas podemos hacer con la aplicación de Gmail? La función más destacada es lo que han llamado ‘notificaciones de alta prioridad’ y que no es otra cosa que una opción que filtra los correos recibidos para que sólo los considerados importantes envíen notificaciones. Si recibís muchos mensajes a diario estoy segura de que agradeceréis un poquito de silencio.

La otra gran novedad son una serie de avisos que proponen darnos de baja de las newsletters a las que estamos suscritos. En teoría, y más tras la entrada en vigor de la nueva ley de protección de datos, si recibimos un boletín es porque el contenido nos interesa… Pero muchas veces es sólo una teoría y en la práctica dejamos sin leer o enviamos directamente a la papelera muchos de estos mensajes. Pues bien, Gmail se vale de la Inteligencia Artificial para detectarlos y sugerirte que ‘te borres’ de estas listas.

Versión de Gmail en el móvil

Por último, algo útil si tenéis muchos hilos de correos: podéis marcar dónde os habéis quedado leyendo para que, al volver a entrar, no tengáis que empezar desde el principio.

Y pronto…

Se espera que próximamente (pero no de forma inmediata) se añada la posibilidad de activar un modo confidencial que impide que se reenvíen correos con información personal o comprometida e, incluso, que se autodestruyan (sí, yo también he pensado en lo de “este mensaje se autodestruirá en 5 segundos…”).

Por último, será posible activar una función ‘snooze’ que hace que vuelvas a recibir un correo electrónico más adelante (por si en ese momento no te viene bien…) o programar mensajes de recordatorio para que no se te olvide responder a un mensaje importante.