Utilizando argumentos futuristas y sociedades imaginarias la mayoría de las veces más avanzadas, las novelas de ciencia ficción son muy reflexivas y plantean al lector situaciones que tendrá que valorar moralmente. Y es que, ¿avanzar siempre significa mejorar?

Son muchas las obras que merecen leerse pero estas cinco son imprescindibles, adores este género o quieras iniciarte en él. Apunta y sumérgete en otros mundos:

1. Fundación, Isaac Asimov

Fundación, de Isaac Asimov

Isaac Asimov es uno de los escritores de ciencia ficción más importantes de la historia y su novela, Fundación, una de las más conocidas y galardonada, junto con el resto de la Trilogía (Fundación e Imperio y Segunda Fundación), con el Premio Hugo a la “Mejor serie de ciencia ficción de todos los tiempos”.

Cuenta una historia futurista en la que la humanidad se ha extendido por toda la galaxia y ha creado el Imperio Galáctico. El psicohistoriador Hari Seldon (la psicohistoria es una ciencia que averigua el comportamiento futuro de las personas con datos estadísticos), predice que la corrupción acabará con el Imperio y dará lugar a un nuevo estado, Fundación.

2. Un mundo feliz, Aldous Huxley

Un mundo feliz Aldous Huxley

Un clásico que imagina una sociedad en la que los individuos son creados con probetas para pertenecer a uno de los cinco grupos de población (Alpha, Betas, Gammas, Deltas y Epsilones). Formar parte de uno u otro condiciona tu vida, tu futuro y no puedes salir del tuyo para entrar en otro.

Es una novela de ciencia ficción, pero también política, pues muestra un gobierno dictatorial al que le interesa proyectar una imagen de sociedad perfecta. El entretenimiento y la reflexión están asegurados.

3. Starship Troopers, Robert A. Heinlein

Starship Troopers, de Robert A.Heinlein

También ganadora, como la obra de Asimov, del Premio Hugo a la mejor novela de ciencia ficción (1960), cuenta la historia del joven Rico, quien se alista en el ejército para pertenecer a la infantería móvil. Un grupo de alienígenas con forma de insectos gigantes destruye la ciudad de Buenos Aires, lo que obligará al ejército (y a Rico) a luchar en una guerra en el espacio.

Starship Troopers no solo cuenta una historia: la visión del protagonista hace que nos planteemos críticamente numerosas cuestiones, entre ellas el militarismo. No te dejará indiferente.

4. Pórtico, Frederik Pohl

Portico, de Frederik Pohl

Su argumento es llamativo: en una época futura, un grupo de humanos descubre Pórtico, una base espacial construida años atrás por una civilización (los Heechee) que huyó de la galaxia antes del origen del hombre. Con Pórtico se puede viajar a los rincones más insospechados, a lugares maravillosos, pero también horribles. Todo el que se adentre en él no sabe si volverá…

También ganadora del Premio Hugo (1978), así como de los galardones Nébula y John W.Campbell Memorial, Pórtico se merece estar en esta lista. Te gustará si disfrutaste de la película Interestellar.

5. Crónicas Marcianas, Ray Bradbury

Cronicas marcianas, de Ray Bradbury

Como todas las obras de Badbury, el conjunto de relatos de Crónicas Marcianas van más allá de especular sobre el futuro: suponen una crítica a las preocupaciones del autor como la censura, la guerra, el racismo o el colonialismo.

La sinopsis es la siguiente: la Tierra está a punto de la destrucción y la humanidad decide colonizar Marte. Allí se llevan todas sus costumbres y formas de vida sin mostrar respeto por las tradiciones marcianas. También portarán sus enfermedades, enfermedades que acabarán con la vida de muchos de los marcianos, lo que provocará que estos se rebelen ante tal colonización. Un argumento que sirve como excusa para explorar en lo más profundo del ser humano.

*Sinopsis de Crónicas Marcianas propuesta por el usuario Pablo Pérez:

Una Tierra decadente, un planeta gastado que pone su vista en un nuevo lugar, un nuevo salvaje Oeste por descubrir y colonizar. Bradbury, a través de una mirada poética que tiene menos de ciencia que de magia evocadora, nos lleva con los nuevos exploradores y diferentes olas colonizadoras a un mundo antiguo y habitado que se enfrenta a la soberbia humana, y también a su inocencia. Una reflexión sobre la colonización, la incapacidad para empatizar  del ser humano, capaz de  percibir la belleza e incapaz de mantenerla.

El ser humano, la Tierra y Marte, una relación de aventuras, grandes eventos -muchos insospechados- y pequeñas historias aparentemente sin conexión que se entrelazan para alcanzar un final…tierno y terrible.