El pago móvil es ya una realidad en España. Gracias a la democratización de la tecnología NFC en los smartphones, a la expansión de los TPVs con tecnología contactless y a la llegada de plataformas de pago por parte de compañías tecnológicas y entidades bancarias, un amplio abanico de consumidores ya pueden hacer uso de su teléfono móvil para realizar transacciones monetarias en sus establecimientos de confianza.

El pistoletazo de salida original se dio con Wallet, una futurista plataforma de pagos móviles desarrollada por Google que, tristemente, nunca llegó a despegar. Afortunadamente la situación dio un giro de 180 grados pocos años más tarde, y nuevas plataformas ontaomo Android Pay reemplazaron y condujeron esa necesidad hacia un futuro mucho más viable y abierto.

Android Pay. Pagar con tu móvil es muy sencillo.

Android Pay, la pasarela de pagos móviles que Google actualmente impulsa, nació originalmente en Estados Unidos el pasado año 2015. No fue hasta 2017, sin embargo, cuando esta llegó oficialmente a España. Aquí lo hizo de la mano de BBVA (la segunda mayor entidad bancaria en España por activos), aunque poco después también dio la mano a American Express y las tarjetas Ticket Restaurant.

pago nfc con smartphone android

Esta plataforma de pago, a diferencia de otras, es compatible con un amplio abanico de dispositivos. Cualquier teléfono Android que integre un chip NFC (como el BQ Aquaris V) y ejecute una versión superior a 4.4 KitKat puede hacer uso de este sistema para realizar pagos. Además, gracias a su perfecta integración en el sistema y al desarrollo de APIs por parte de Google, Android Pay también se puede utilizar para realizar pagos dentro de aplicaciones (como Deliveroo o Vueling), yendo un paso más allá de las transacciones físicas.

Android-NFC-pagos

La pasarela de pagos de Google, además de integración con aplicaciones y una amplia compatibilidad con dispositivos, también ofrece un alto nivel de seguridad gracias al empleo de cifrado o y números de tarjeta virtuales. Estas numeraciones, en caso de verse comprometidas por un problema de seguridad, permitirían limitar el alcance de los hackers y reducir el impacto de sus posibles actos. Si esto se combina con la autenticación por huella dactilar (mucho más seguro y avanzado que el clásico código numérico de cuatro cifras), las posibilidades de fraude o uso indebido son, estadísticamente, menores que en las transacciones con tarjeta física.

No obstante, ¿qué ocurre si mi banco o el emisor de mi tarjeta no está en la lista de entidades soportadas por Android Pay? ¿Estoy obligado a renunciar al pago móvil por el momento? Afortunadamente, la respuesta es negativa.

¿Mi banco ofrece pago móvil?

Las mayores entidades financieras de este país (BBVA, Caixabank, Banco Santander) y otras de menor calibre han desarrollado, de forma individual, sus propias plataformas de pago móvil. Algunos ejemplos:

  • BBVA ofrece BBVA Wallet.
  • Caixabank ofrece Caixabank Pay.
  • Banco Santander ofrece Wallet.
  • ImaginBank permite realizar pagos móviles directamente desde su aplicación principal.
  • Bankia ofrece a sus clientes la aplicación Bankia Wallet.
  • Banco Sabadell ofrece Sabadell Wallet.

Salvo Banco Popular, la mayoría de entidades bancarias españolas ofrecen un sistema propio de pagos móviles basado en NFC. Este desarrollo de aplicaciones en base a la tecnología contactless se ve apoyado por una amplia disponibilidad de TPVs con tecnología NFC. De hecho, España es uno de los países de la Unión Europea con mayor penetración de esta tecnología. Los bancos, durante años, han hecho un gran esfuerzo en la actualizar los TPVs de los comercios a los que prestan servicio; y ahora, con el auge de los pagos móviles, ese movimiento comienza a generar una mayor cantidad de frutos.

Configura tu Aquaris para hacer pagar con tu móvil