La Antártida es el continente considerado como el “último desafío”, destino soñado entre los aventureros, remoto, virgen y el más complicado del Planeta. Su tamaño es dos veces el de Australia, y es el lugar más frío, ventoso y seco del mundo, a pesar de que el 98% de su superficie está cubierta de hielo y de que alberga el 80% del agua dulce de la Tierra.

En la Antártida, que hace millones de años era un bosque tropical, se han registrado temperaturas de hasta -93,2ºC y pingüinos, algas, bacterias, hongos o ácaros conforman, entre otras especies, la escasa vida animal y vegetal que puede sobrevivir a condiciones tan extremas.

Pingüinos en la Antártida

Según el Tratado Antártico firmado por doce países, el continente sólo se puede usar para fines pacíficos. Son varias las expediciones que han ido allí para sus investigaciones científicas y una de las últimas ha sido la formada por la Sección de Hidrografía del Instituto Hidrográfico de la Marina de España (IHM). Este grupo llevó a cabo, entre enero y marzo de 2017, el proyecto GALILEO-IHM para medir allí el sistema de navegación Galileo en distintos aparatos, entre ellos en los Aquaris X5 Plus.

Pruebas que mejorarán nuestra vida

El Aquaris X5 Plus es el primer smartphone europeo que incorporó el Sistema Global Europeo de Navegación por Satélites Galileo, creado por la European GNSS Agency, de ahí que haya estado tres meses rodeado de pingüinos. Galileo se une así a las señales de geolocalización que ya existen como GPS (estadounidense) o GLONASS (ruso) y que usan la mayoría de los móviles.

Durante la expedición, el equipo de la Marina se bajó en distintas zonas de la Antártida, penínsulas e islas para probar la señal de Galileo en los diez Aquaris X5 Plus.

El equipo de la Marina en la Antártida

Con el objetivo de comparar su alcance con respecto a los otros métodos de localización, los dispositivos estaban programados con distintas configuraciones (GPS y Galileo, GPS y GLONASS, sólo GPS…), registraban las señales y las monitorizaban en ordenadores.

Aquaris X5 Plus en la Antártida

Con estos datos se evalúa ya la robustez de Galileo frente a los otros sistemas, algo de lo que todos nos beneficiaremos cuando busquemos la mejor ruta con el coche, el restaurante más cercano o el camino para volver al hotel en esa ciudad que estamos visitando. El sistema de localización ya está en marcha pero será en 2020 cuando se complete con 30 satélites en órbita.

Atardecer en la Antártida