El rollo de no poder usar la conexión de internet de tu smartphone en el extranjero (sin tener que perder un ojo de la cara para pagarlo) se acabó. Sí, parecía que nunca se iban a poner de acuerdo pero, tras casi diez años de discusiones, la Unión Europea se ha salido finalmente con la suya y la noche del 31 de enero llegó a un acuerdo sobre las tarifas máximas que los operadores podrán cobrarse entre sí cuando sus clientes estén en otro Estado miembro. Esto supone el último paso necesario para poner fin al roaming, su fecha de caducidad será: el 15 de junio de 2017. Es decir, no sólo podrás moverte libremente por los países de la Unión Europea sino que además podrás contárselo a todos por Snapchat en vivo y en directo sin tener que esperar a llegar al hotel y tener WiFi gratuito.

La utopía del mercado único de telecomunicaciones en Europa aún queda lejos pero no hay dudas de que decirle adiós al roaming es ya un gran paso. Acuérdate que sólo será válido en los 28 países miembros de la UE con la duda, obviamente, del Reino Unido, que tras el Brexit nos ha dejado como a un amante bandido.

¿Qué sucederá cuando no haya roaming?

Lo primero y principal es que las operadoras no podrán cobrarnos ninguna tarifa extra cuando realicemos llamadas o usemos internet en nuestro smartphone desde cualquier país de la Unión Europea. ¿Tendré entonces que vender mi alma (y mis datos personales) a las operadoras extranjeras por estar usando su red así, por la cara? Pues no, a pesar de que cada país tiene diferentes directivas para la protección de datos, las compañías sólo podrán acceder a los antecedentes útiles para medir nuestro consumo y nada más.

Pero algo malo tendrá que tener todo esto, dirás. Bueno,  no malo pero un poco de trampa hay. El primer límite es que no podremos contratar una tarifa en un país extranjero (a no ser que residamos permanentemente en él, claro). Es decir, que si encontramos un chollo en Alemania, donde por ejemplo viajamos habitualmente por trabajo, no podremos aprovechar la ocasión y escoger una tarifa telefónica allí. Todos sabemos que en España los precios de la telefonía móvil están por las nubes con respecto a otros países de la Unión Europea pero parece que nos vamos a tener que seguir aguantando.

¿Cómo van a controlar eso las operadoras? La Comisión Europea ha puesto un límite de cuatro meses. Si en este periodo se detectara que el consumo es mayor en otro país diferente del de la tarifa contratada, la compañía puede pedir al usuario que aclare su situación en un plazo de 14 días. Si pese al aviso sigue produciéndose esa situación, la Comisión propone un coste extra de 0.04 euros por minuto, 0.01 por SMS y 0.0085 por MB consumido.

Esto quiere decir que si te vas a ir a vivir al extranjero más de cuatro meses te conviene comprarte una SIM allí, porque el roaming libre, como todo, no es eterno.

fin del roaming

¿Qué puedo hacer mientras espero?

Para evitar los altos costes del roaming aún vigentes durante tus viajes puedes seguir llamando por cabinas telefónicas (si es que queda alguna en alguna parte del mundo) y/o usar algunas de estas apps que no requieren conexión a internet y pueden resultarte muy útiles en tus periplos fuera de España:

Google Maps

No hace falta que te la presentemos porque la conoces y de sobra. Los ingeniosos señores de Google saben que esta aplicación nos salva la vida en muchos de nuestros viajes, por ello han habilitado la opción de navegar vía GPS sin necesidad de tener internet y la posibilidad de descargar los mapas para que puedas ubicarte incluso en Ciudad de México.

XE Currency App

Para convertir las monedas extranjeras en € y evitar que nos timen. La aplicación almacena en caché las últimas tasas de mercado utilizadas, por lo que funciona sin internet. A menos que las bolsas no se desplomen mientras estés fuera de conexión, las conversiones serán bastante precisas.

Opera Mini

Es un navegador para teléfonos móviles que solicita las páginas web a través de los servidores de Opera Software (la empresa que creó esta app). Éstos comprimen las páginas web antes de enviarlas de vuelta al teléfono y reducen el tamaño entre el 70 y el 90 por ciento. Además bloquea los anuncios, te permite hacer un seguimiento de los datos utilizados y ofrece un download inteligente que deja la descarga de los archivos más grandes para cuando vuelvas a tener conexión wifi.

Aquí tienes una guía rapidísima de cómo desbloquear los anuncios con Opera Mini

Si te interesa el tema del fin del roaming (¡aleluya!) y quieres saber más te dejamos aquí el link a la Regulación de los servicios de telecomunicaciones en itinerancia de la Unión Europea.