Los emojis ya son parte de nuestra vida. Tenemos nuestros favoritos, los que odiamos, los que nos mandan a diario e incluso los que no sabemos ni que existen. Aunque seas de los clásicos que sigue haciendo la carita sonriente con el teclado, tal que así 🙂 , es casi imposible que no te hayas dejado tentar alguna vez por uno de los monitos  que se tapan ojos, nariz y boca o por la famosa caca sonriente.

En esta época en la que nos ha tocado vivir vamos siempre con prisa, como si tuviésemos mil cosas que hacer al minuto (igual algunos las tienen, que no digo yo que no) por lo que los emojis han tenido desde su aparición un gran éxito. Con ellos puedes resumir un estado de ánimo, una frase larga que mientras caminas no puedes escribir o, incluso, levantar una sonrisa a quien te lee desde su smartphone.  Eso sí, no hay que perder de vista que una cosa es mensajearte con tus amigos o con tu novio/a y otra muy distinta es escribirse con alguien de otra generación (véase madre o hermano pequeño) o con personas de diferente cultura.

Los emojis nacieron en Japón en los años 90 y en occidente a muchos de ellos les atribuimos significados completamente diferentes al original. De hecho, a algunos ni se lo atribuimos porque nos parecen tan raros que ni siquiera el más creativo llega a descifrarlos. No olvides que lo que para nosotros es una cara de susto, para otros puede significar la felicidad más absoluta.

Para que no te metas en situaciones incómodas y no resultes una persona muy extraña a tu nuevo amigo de Kioto, te hemos preparado un breve diccionario de emojis que te salvará la reputación en más de una ocasión:

La chica de la X

No sé si te acordarás pero allá por el lejano 2007 en España hubo un talent llamado Factor X  que duró dos temporadas y pasó un poco desapercibido. El símbolo de este programa, que nació en el Reino Unido en 2004 (donde tiene un éxito abrumador), es precisamente la X que sus presentadores y concursantes representan cruzando los brazos por delante del cuerpo. Pues bien, el emoticon de la chica no tiene nada que ver con todo esto (pero ya sabes una curiosidad más que contar en las cenas familiares), ni tampoco con decir “no”, ni es una señal extraña para transformarse en superhéroe.

Se trata de un gesto muy usado en Japón para decir que algo está mal o es un error.

La chica que se toca la cabeza

Si, es la misma muchacha otra vez. Pero ¿qué querrá decirnos ahora? ¿Está bailando? ¿Quizás le pica el cuero cabelludo? ¿Nos anuncia que se va a lavar el pelo? Nada más lejos de la realidad: al contrario que la de la X, esta chica que, aunque no lo parezca, está hacienda un círculo con los brazos nos está diciendo que algo es “correcto” o “afirmativo”. Y es que en Japón en lugar del típico símbolo en forma de V (el “tick”) se utiliza el círculo para indicar que algo está bien hecho.


El emoji iracundo

Es posible que no lo hayas visto nunca pero está bien enterarse de que este emoticon tan raro sirve para expresar la ira. Ya sabes, si alguien te está haciendo enfadar mándale uno de estos y así no podrá decir que no le avisaste. Aunque, claro, tienes el 90% de posibilidades de que no entienda lo que le quieres decir, a no ser que sea un friki del manga o el anime y esté más puesto que tú (y que yo) en todo esto.

Las manos hacia arriba

Las manos hacia abajo y como los gorilas… Más allá de la canción de Melody estas manos pueden parecer de todo: desde un “me rindo” hasta los gestos de un mimo. Sin embargo, este emoticon tiene un significado positivo, ya que se utiliza cuando se quiere celebrar algo. La victoria de tu equipo de fútbol, un examen que te ha salido bien, un nuevo trabajo o simplemente la vida. ¡Viva lo bueno!

El hotel del amor

Si, todos nos hemos preguntado que será ese edificio rosa con una H y un corazón en la azotea. ¿Un hospital donde se salvan vidas? ¿El rascacielos de Barbie? No precisamente. Como el mismo nombre del emoticono indica se trata del “Hotel del amor” o lo que es lo mismo, ese lugar donde las habitaciones se alquilan por horas. Ya sabes, para echarse una siesta y eso.

La carita que suelta humo por la nariz

Si eres de la generación de los 80 seguro que te acuerdas de Humor amarillo ese programa, conducido por el actor y director (de pelis incluso bastante serias) Takeshi Kitano en el que los pobres concursantes no hacían más que caerse o dejar que les diesen tortas. Vamos que al final, tras tantas desavenencias, los pobres acababan soltando humo o lo que fuese por la nariz. Pero lejos de representar un señor enfadado, este emoji se creó con la intención de representar a alguien muy convencido de algo, alguien con una gran determinación.

Nuestro diccionario se acaba aquí pero si se te ha quedado corto y quieres saber el significado de todos y cada uno de los emojis que puedes usar con tu Aquaris te dejamos una página donde encontrarás lo que buscas: en la Emojipedia  puedes buscarlos por categoría, según su popularidad e incluso descubrir cuáles de ellos están relacionados con un evento en particular (Navidades, Pascua, el Día del Padre…). Podrás también saber cuándo fueron creados y las diferentes apariencias que tienen según la plataforma que se utilice.  Verás que algunos cambian ¡y mucho!.