El 3 de octubre se celebra el Techie Day. Lo que surgió hace 20 años como una iniciativa para animar a los adolescentes a estudiar ingeniería se ha convertido en un día para celebrar la pasión por la tecnología.

En BQ trabajan cientos de ingenieros de perfiles muy diversos, en áreas diferentes (software, hardware, mecánica, QA…) y en multitud de productos y proyectos distintos. Algunos, incluso están a miles de kilómetros de distancia. Pero todos tienen algo en común: su afición por la tecnología y su entusiasmo por compartirla con los demás. Estos son algunos de ellos y esta es su visión sobre su vocación.

Diego Onofre Artés

Power Management Engineer. Ingeniero de Telecomunicaciones por la Universidad Politécnica de Madrid

diego onofre ingeniero en BQ

“Los ingenieros llegamos a la universidad con la ilusión de inventar y encontrar algo que nunca nadie haya descubierto antes” explica Diego. “Allí comprendemos que descubrir suele ser la función de los físicos o matemáticos y que la nuestra es hacer que ese descubrimiento salga del laboratorio y llegue a la gente usando el ingenio. Y ese es un papel maravilloso.

De hecho, Diego, al que su padre (maestro industrial) contagió desde pequeño el gusto por saber cómo funcionan las cosas, cree que los ingenieros y empresas del sector tienen una tarea pendiente: contribuir al conocimiento general de la gente sobre tecnología. “La innovación ha avanzado mucho más rápido que el conocimiento técnico medio y las personas usan tecnología a diario, pero sin saber realmente cómo funciona o cómo se crea. Los que trabajamos en esto tenemos mucho que aportar.”

Irene Yusta

Business Intelligence Analyst. Ingeniero en Tecnologías Industriales por la Universidad Politécnica de Madrid

Irene yuste ingeniera en BQ

Irene descubrió su vocación desde muy pequeña porque “a diferencia del resto de materias, la tecnología no te hacía memorizar, sino que te desafiaba a conocer.” Eso le llevó a querer saber más. “Me podía la curiosidad, quería saber el por qué de todo: por qué al dar al interruptor se enciende la luz, cómo funcionan las marchas de un coche, para qué sirve su batería..” explica.

La curiosidad la llevó a matricularse en Tecnologías Industriales, pero una vez terminada la carrera, descubrió su sitio. “A mí lo que me fascina es cómo usar la tecnología para mejorar los procesos. La tecnología te ayuda a saber el por qué y a recabar la información. Y, a partir de ahí, puedes tomar mejores decisiones en el desarrollo de un producto, de un proyecto o de lo que sea.”

Álvaro Fructuoso

RF Lead Engineer. Ingeniero de Telecomunicaciones por la Universidad Politécnica de Cartagena

álvaro fructuoso ingeniero en BQ

“Yo lo que quiero es saber cómo funcionan las cosas, pero descubriéndolo yo mismo”. Ese ímpetu por saber es lo que llevó a Álvaro a trabajar todos los veranos para poder comprarse sus primeros dispositivos electrónicos. También la que le impulsó a estudiar Telecomunicaciones, la carrera técnica que le daba una versión más transversal de la tecnología, desde programación hasta hardware o redes.

Lo más increíble es cómo cosas tan complejas técnicamente y que requieren tanto desarrollo son a la vez tan fáciles para los usuarios. Puedes aterrizar en Nueva York sin conocer nada y en apenas segundos encontrar un restaurante o reservar un taxi desde el móvil, algo impensable hasta hace poquísimo tiempo”, cuenta Álvaro. “Es fascinante cómo mejora nuestras vidas la tecnología.”  

Enrique Pantoja

QA Android Analyst

enrique pantoja ingeniero en BQ

“A mí lo que me gustaba era cacharrear. Desmontar una minicadena y volver a montarla. Si funcionaba, bien, si no, eso que aprendías” explica Enrique. “O comprarme un móvil y cambiarle el firmware… El objetivo era aprender y mejorar”.

Su pasión por la tecnología le llevó a estudiar Telecomunicaciones y precisamente esa obsesión por mejorar las cosas le llevó al equipo de QA de firmware porque “es tremendamente satisfactorio que de tu trabajo dependa la calidad de la tecnología que luego millones de personas van a utilizar y su experiencia de usuario.

Victoria Rubio

3D Product Manager. Ingeniera Informática por la Universidad de Castilla-La Mancha

victoria rubio ingeniera en BQ

Victoria se matriculó en informática porque le intrigaba cómo la tecnología contribuía a resolver problemas. Pero cuando realmente se apasionó por ella fue cuando empezó a trabajar en el desarrollo de un producto. “Participar en el ciclo de vida de un dispositivo tecnológico es fascinante: una mezcla de materializar ideas, buscar la mejor forma de implementarlo, entender cómo lo va a usar ese cliente…”explica.

“Trabajar en productos que facilitan la vida de las personas es una sensación increíble, especialmente cuando son dispositivos que hoy sólo son innovaciones pero que mañana serán herramientas cotidianas en nuestro día a día (como son hoy los smartphones o lo serán las impresoras 3D en el futuro)”.