¿Sabías que puedes enviar los contenidos de tu móvil a la tele sin hacer prácticamente nada y sin dispositivos adicionales? Muchos usuarios lo desconocen, pero si tienen un smartphone con sistema operativo Android desde su versión 4.2 pueden ver en pantalla grande vídeos, fotografías y hasta aplicaciones. ¡Y además es facilísimo!

¿Cómo funciona?

La clave está en la tecnología Miracast (certificada por la Wi-Fi Alliance, los responsables de este tipo de conexión inalámbrica), que viene instalada de serie y que ha sido pensada para transmitir sin cables lo que estás viendo en la pantalla de tu terminal a otro dispositivo. Eso sí, ambos deben conectarse a la misma red Wi-Fi y el segundo equipo —en este caso, la tele— también tiene que ser compatible. No es un gran problema, porque la mayoría (por no decir
todos) de los televisores modernos con Smart TV lo son.

Y usarlo es tan sencillo como acceder a los ajustes del smartphone en el apartado de la “Pantalla” y darle a “Enviar Pantalla”: aparecerán los dispositivos compatibles cercanos y, con un toque, ¡está listo!

Hay alternativas

Aunque esta opción es a mi parecer la más sencilla, es una tarea que también podemos hacer fácilmente a través de aplicaciones.

Uno de los ejemplos es iMediaShare, caracterizada por contar con una interfaz muy sencilla y diseñada para enviar fotos, vídeos y música. No sólo detecta los televisores disponibles; también realiza una búsqueda y reconoce ordenadores, tabletas y otros smartphones con los que compartir los contenidos.

 

Screen Stream Mirroring, por otro lado, facilita un enlace para que cualquiera con acceso a Internet, tenga el dispositivo que tenga, pueda seguir el streaming. Por eso es ideal para transmitir partidas gaming, por ejemplo. Un dato más: por defecto activa un menú de acceso directo a sus funciones, que aparece en la pantalla continuamente, ya estés en la de inicio, dentro de una aplicación o navegando por Internet. Si aceptáis un consejo, desactivadlo desde el menú de la app.

Por último, quisiera recomendaros Tubio, que incluye accesos directos a YouTube, Vimeo, SoundCloud o Facebook pero que también transmite desde cualquier página web. ¿Lo peculiar? El móvil se transforma en un mando a distancia desde el que podemos subir y bajar el volumen de la tele, e incluye una opción para bloquear pantallas emergentes y anuncios.