Salvaguardar nuestros datos es un aspecto que nos preocupa, y mucho. Hace poco os contábamos cómo trabajamos en BQ para garantizar la seguridad de tu smartphone y os explicábamos todo lo que hacemos para blindar el software capa a capa.

La labor de Google y los fabricantes en este aspecto es fundamental, pero, como usuarios, debemos ser conscientes de que nuestras decisiones también afectan a la privacidad de lo que guardamos en el smartphone. ¿Qué podemos hacer para protegernos? Estos son nuestros consejos:

Bájate aplicaciones sólo de Play Store

Todas las apps que encontrarás en Play Store han pasado por los controles exhaustivos de seguridad de Google. Pero si te descargas aplicaciones de lugares poco fiables o desconocidos, te arriesgas a introducir algún malware malicioso en tu dispositivo. Evita caer en la tentación de instalarte apps de otros sitios por muy maravillosas que sean…

Acepta todas las actualizaciones que llegan a tu Aquaris

Google saca parches de seguridad que solucionan vulnerabilidades y el fabricante es quien los envía a los teléfonos, en el caso de BQ, a través de OTAS. Si no aceptas esas actualizaciones, no solucionarás la incidencia. Este punto es muy importante y, por eso, nos aseguramos de que durante los dos primeros años del terminal (tres años en el caso de los Aquaris X2 Pro y Aquaris X2 con Android One) recibas todas las actualizaciones de seguridad en un plazo máximo de 90 días desde que Google las libera.

Evita conectarte a redes públicas o desconocidas

Sí, lo entendemos, quieres evitar a toda costa consumir datos, pero, ¿te has parado a pensar en lo peligroso que es conectarte a una red wifi pública? Muchas de esas conexiones no están cifradas, lo que las convierte en un “entorno” ideal desde el que acceder a tu smartphone. ¿Conclusión? Usa solo aquellas que sean familiares.

Revisa los permisos que otorgas a las aplicaciones

¿Crees que una aplicación del banco necesita ver tus fotos? ¿O una de filtros fotográficos conocer cuáles son tus contactos? Hazte estas preguntas cuando te bajes una app por primera vez y te pida acceder a ciertos contenidos de tu móvil. Además, puedes comprobar los permisos que le has dado a las que ya tienes instaladas en la sección de “permisos” dentro de ajustes> aplicaciones.

Crea contraseñas y patrones seguros

No se lo pongas fácil a los que quieran robarte el móvil y evita el típico 1234 como desbloqueo de tu smartphone. Usa contraseñas con caracteres especiales (%, *,Ç..), y evita fechas familiares o relacionadas con tu vida. También puedes optar por los clásicos patrones, pero, eso sí, busca formas enrevesadas que utilicen la mayor parte de los puntos posibles.