Esta semana te hablamos de cómo cuidar la batería de tu smartphone para que dure lo máximo posible y puedas disfrutar de la mejor experiencia con tu Aquaris.

El proceso de carga

Vigila la temperatura

La temperatura es una variable crucial en el proceso de carga de la batería de un smartphone. Por eso no es recomendable, por seguridad, cargar la batería en condiciones de temperaturas muy altas o muy bajas. 

Desde BQ hemos trabajado para garantizar que esto no ocurra siguiendo, por ejemplo, las directrices de las JEITA Security Guidelines. En éstas se establece que el rango óptimo de temperaturas para cargar una batería está entre los 10 y los 45ºC aproximadamente, aunque depende de la tecnología de batería empleada.

Cuando el dispositivo detecta que la batería se encuentra ligeramente por debajo o por encima de estas cifras, se reduce notablemente la corriente de carga que recibe el móvil y hará que el proceso sea más lento.  En situaciones de temperaturas extremadamente altas (>55ºC) o bajas (<0ºC), el dispositivo no permite que se cargue la batería por cuestiones de seguridad.

Carga de la batería Aquaris X5 Plus

LIMITA EL USO DE TU smartphone MIENTRAS CARGA

En ocasiones, el sobrecalentamiento de la batería no es consecuencia exclusivamente de las condiciones ambientales. Si, durante el proceso de carga, estamos utilizando el dispositivo con tareas que requieren una gran capacidad de procesado (juegos, localización GPS, grabación de vídeo, etc.), podemos llegar a provocar un sobrecalentamiento general del terminal.

Lo ideal es que apagues el dispositivo durante la carga o limites su uso al mínimo posible. Un dispositivo BQ, en caso de alcanzar ese sobrecalentamiento, mostraría un aviso de temperatura excesiva.

Después de cargar

Terminación del proceso de carga

Cuando la batería se carga por completo, deja de recibir corriente y entra en la llamada fase de mantenimiento. Siempre que baje la tensión de carga volverá a recibir corriente para garantizar que el dispositivo tenga entre un 95% y un 100% de la carga en el momento en que desconectes el cargador.

Si esto ocurre repetidamente durante varias horas porque no desconectamos el cargador, estaremos contribuyendo al envejecimiento del material que compone las celdas de la batería. Por eso recomendamos retirar el dispositivo del cargador una vez la batería esté completamente cargada.

Batería descargada en exceso

Cuando una batería de Li-Ion o de Li-Po se descarga excesivamente, su tensión puede llegar a situarse por debajo de la llamada tensión de umbral mínima de corte o de CutOff.

Por debajo de este nivel, el proceso de carga necesario para recuperar las condiciones de uso de la batería deja de ser el habitual y, en casos extremos, puede que sea imposible recargar la celda.

Por lo general, los dispositivos están diseñados para evitar que esto ocurra. Sin embargo, es posible que una batería pueda llegar a valores de tensión inferiores al de corte si, por ejemplo, se encuentra deteriorada por el uso o bien ha perdido la estabilidad por descalibración.

Puede ocurrir que tu móvil se apague al alcanzar esa tensión mínima y sea necesario recuperarlo si pasa tiempo entre que se apaga y vuelves a cargarlo. Esto se debe a que, aunque el dispositivo esté apagado, siempre hay circuitería funcionando pendiente, por ejemplo, de iluminar el LED de notificaciones o de detectar que se ha pulsado el botón de encendido. 

Es importante recalcar que cuando un dispositivo ha entrado en descarga profunda lleva un tiempo recuperarlo. Hay que ser pacientes y no tratar de encender el teléfono hasta que no esté recuperado. Con cada intento de encenderlo estaremos perdiendo la carga adquirida en los últimos minutos impidiendo que se recupere.

El proceso de carga en estas condiciones es muy lento porque requiere trabajar con valores de corriente muy bajos hasta recuperar las condiciones adecuadas para la batería que permitan la recarga normal. 

El cargador

La elección del cargador es importante y por eso es recomendable seguir las indicaciones del fabricante. Puedes utilizar también cargadores de otros fabricantes que cumplan con esos requisitos. 

Cargador BQ

Sea cual sea el cargador que uses lo importante es que proporcione una corriente y tensión de salida adecuadas al dispositivo. El tiempo de carga variará según el método de carga escogido pero el método más recomendable es usar el cargador de pared. 

En resumen, el proceso ideal de carga de un dispositivo debería realizarse de la siguiente forma:

  • Utilizamos un cargador de pared con marcado CE y las indicaciones del fabricante.
  • Conectamos el cargador cuando la batería se encuentra entre el 5 y el 15% de su carga máxima.
  • Durante la carga mantenemos el dispositivo apagado o con muy poca actividad.
  • Retiramos el cargador una vez completada la carga.

Hay que entender la carga ideal como el mejor caso de carga. Muchas veces no podemos cargarlo así y, aunque sufrirá un envejecimiento más rápido que si lo cargamos de otra forma, la diferencia en la vida útil no es alarmante y probablemente no será perceptible a largo plazo.