“¡Regístrate en nuestra página para disfrutar de todos nuestros servicios! Tan sólo tendrás que indicarnos tu email y crear una contraseña, no te llevará más de cinco minutos. La clave elegida deberá tener: al menos ocho caracteres, una letra mayúscula, un carácter numérico, un símbolo, una sevillana bailando, tres letras árabes y una oreja de toro”. ¿Te suena? Bastante, imagino. Y es que cada vez es más común que nos pidan muchas cosas (y muy raras) para crear nuevas claves de acceso.

Pero claro, teniendo en cuenta las grandes brechas de seguridad (recuerda el famoso caso que vio la luz el año pasado de las 117 millones de contraseñas robadas de Linkedin) y la cantidad y variedad de malware al que estamos expuestos en Internet es lógico, y tranquilizador, que cada vez sean más los sitios que exijan contraseñas con una serie de características.

El mes pasado la compañía de seguridad Keeper reveló su lista anual de las contraseñas más utilizadasen los sitios de Internet en 2016.  Según este informe un 17 por ciento de las personas analizadas utilizó la típica “123456” como clave de acceso a sus cuentas personales. Pero si a la cabeza tenemos esta secuencia de números en el segundo y en el tercer puesto la cosa no mejora: “password” y la secuencia aumentada “12345678” son las siguientes de la lista. Aquí tenéis la lista completa:

contraseñas poco seguras

Cómo conseguir una contraseña segura

Además de la sevillana bailonga y la oreja izquierda del toro te recomendamos que añadas a tu clave todos estos otros ingredientes.

Longitud: la password cuanto más larga sea, mejor.

Cifras y letras: como bien sabe Jordi Hurtado, en su combinación está el éxito.

Un sinsentido: ganarás a cualquier hacker si tu contraseña no significa nada. Cuanto menos lógica, mejor.

No repitas: y es que es mejor que entren y te roben en una casa a que te roben en todas. Si no tienes la misma llave para todo, no tengas la misma contraseña para tu banco y para tu red social favorita.

Cámbiala a menudo: ¿te aburres de tu novio/a enseguida? Pues haz lo mismo con tu clave, cámbiala de vez en cuando para dar un poco de sal a tu vida.

Trucos para un buen patrón de desbloqueo

Igual los tips para la contraseña segura te los sabías pero, ¿sabes combinar bien los puntos para desbloquear tu smartphone? ¿Tienes un patrón indescifrable? Aquí te damos algunas pistas para conseguirlo:

  • Que no te falte un buen cruce de líneas: no te limites a usar los nueve puntos pasando sólo entre los vecinos, aventúrate y cruza las líneas del trazo. ¿Ves las contraseñas de abajo? Bien, no repitas ninguna de ellas.

patrones seguros para Android

  • Evita los patrones que se desbloquean con un gesto: sí, son mucho mejores porque te permiten acceder a tu BQ mucho antes, pero también a los demás. Un truco es incluir un triángulo en alguna de las esquinas. Es simple pero efectivo.

  • Di no a los tópicos: puede servirte como regla general en la vida, pero también en este caso. No dibujes la inicial de tu nombre, ni tampoco las famosas “ele”, “ese” o “u”. Evita en general todas las letras y los números. Es lo mismo que no tener ningún patrón.

Un buen pin puede salvarte

Si te falta la fantasía para conseguir un buen patrón o no tienes ganas de inventarte cosas extravagantes, considera la opción de cambiarlo por un pin. Es siempre más fácil encontrar una combinación de números eficientes que hacer algunos saltos mortales entre puntos con una sola mano.

La regla de la longitud funciona aquí también, mejor un número más que uno menos. Y recuerda que es mejor que no coincida con el pin de tu tarjeta de crédito.  No se lo pongas tan fácil a los carteristas. Por supuesto, evita que el pin sean los primeros dígitos de tu número de teléfono. Y, claro, nunca elijas una secuencia de números.