Existen tantísimas herramientas a nuestra disposición hoy día que es fácil perderse en el sinfín de características y funcionalidades que nos ofrecen. A veces sucede incluso con las que usamos más a menudo, como Gmail. Por eso, hoy te presentamos algunas características de este servicio de correo que puede que no conozcas.

1. Deshacer el envío de un correo

Una opción muy útil si te arrepientes al enviar un correo o si has pulsado Enviar y luego te das cuenta de que hay algo que debes cambiar. Para activarla, deberás acceder a Ajustes (la rueda dentada), pulsar en Configuración, bajar hasta Deshacer el envío y activar la casilla y el periodo de cancelación.

Esta opción no borra nada del buzón destino, sino que el sistema espera durante el plazo establecido antes de enviar realmente el correo, por lo que no habrá nada que hacer una vez pasado ese tiempo.

Deshacer envio
Deshacer envío

2. Cerrar todas las sesiones abiertas

Si tienes dudas de dónde has abierto alguna sesión con tu cuenta de Google, puedes cerrar de una vez todas las que tengas abiertas en la web. Para ello, en tu bandeja de entrada, baja hasta la parte inferior derecha de la página y pulsa sobre Información detallada. Se te abrirá una ventana con un informe de las últimas sesiones abiertas desde el que podrás, además, cerrarlas todas con un único botón.

Cerrar sesiones
Cerrar todas las sesiones abiertas

3. Silenciar conversaciones

Seguro que alguna vez has estado en alguno de esos grupos de correo en los que la gente no para de escribir, casi a modo de chat. Llegado el caso, puedes silenciar la conversación cuando ya no sea relevante para ti.

Para ello, dentro de la conversación pulsa en el botón Más y, después, SilenciarLos nuevos correos serán archivados directamente y no se te notificarán, excepto si te nombran explícitamente o te han incluido en Para CC.

Los correos se mantienen como no leídos y puedes encontrarlos fácilmente con la búsqueda is:muted. Puedes dejar de silenciarla desde el botón Más y Habilitar.

Silenciar conversacion
Silenciar conversación

4. Snooze

Nunca más te olvides de responder un e-mail si te llega en un momento imprevisto. Si necesitas establecer un recordatorio para algún correo más adelante, con esta opción puedes especificar cuándo deseas que esto suceda. Esta opción está incluida directamente en Inbox. Pero si eres usuario del cliente estándar de Gmail en Chrome, también puedes acceder a una funcionalidad similar instalando Gmail Snooze desde el Chrome Web Store.

5. Atajos de teclado

¿Sabías que Gmail tiene un amplio conjunto de atajos de teclado? Si trabajas utilizando algunos de ellos, esto te permitirá hacerlo más rápido y aumentar tu productividad. Existen algunas combinaciones que funcionan por defecto (como ctrl+b para escribir en negrita), pero la lista es mucho más extensa y debes habilitarla desde Configuración > General > Combinaciones de tecla.

Encontrarás atajos tan interesantes como:

  • c: redactar un nuevo correo.
  • r: responder
  • a: responder a todos
  • e: archivar
  • g+i: ir a la bandeja de entrada
  • g+c: ir a contactos
  • +/-: Marcar como importante/no importante
  • m: Silenciar conversación.
  • /: buscar mensaje
  • v: mover mensaje
  • ?: mostrar la lista de combinaciones de teclas

6. Utilizar diferentes alias de tu cuenta principal

Por si lo desconocías, Google te permite crear diferentes combinaciones para tu misma dirección de correo. Puedes conseguir este objetivo de dos maneras diferentes.

Como sabrás, Google ignora los puntos (“.”) usados como delimitadores en las direcciones de correo. Esto puede utilizarse para componer diferentes direcciones como mi.cuenta.de.correo@gmail.com o micuenta.decorreo@gmail.com, que apuntarán finalmente a micuentadecorreo@gmail.com.

Existe una segunda manera aún más interesante. Puedes agregar al final de tu dirección el símbolo “+” seguido de cualquier cadena de caracteres. Por ejemplo, micuenta+redes, micuenta+foros, micuenta+bq (por supuesto, siempre seguido de @gmail.com). De esta forma, todos estos correos también los recibirás en el buzón micuenta@gmail.com.

¿En qué situaciones pueden venirte bien tus alias?

Esto puede ser muy útil a la hora de utilizar diferentes direcciones de correo para diferentes servicios, que luego, por ejemplo, podrías organizar en tu buzón mediante reglas automáticas, moviendo a carpetas concretas o estableciendo etiquetas.

A diferencia de otros servicios que también permiten la creación de alias, no hace falta que los crees y definas con anterioridad a su uso, ya que puedes inventártelos según los vayas necesitando. Por ejemplo, de esta forma podrías tener varias cuentas de Twitter o Dropbox sin tener que necesitar varias direcciones de correo electrónico.

Otra ventaja de este método es que al registrarte en algún servicio mediante un alias y no la dirección real, una posible violación de tu cuenta de correo no pondría en riesgo, necesariamente, dicho acceso, ya que, en principio, se desconocería el usuario para el registro. Además, si recibes spam en tu buzón, te permitiría saber desde qué sitio concreto se ha filtrado tu dirección.

Espero haberte descubierto alguna característica desconocida del servicio de correo electrónico de la gran G. Seguro que existen muchas más funcionalidades extra. Dentro del apartado Labs, por ejemplo, tienes algunas más que puedes activar mediante extensiones de terceros.

No olvides dejarnos en los comentarios cuál te resulta más útil. ¿Conoces algún truco adicional?