Si te gusta la ciencia ficción, seguro que siempre has querido tener una SmartHome en la que las luces se encendieran o apagaran a tu paso y las persianas se subieran y bajaran según la hora del día o la intensidad del sol.

Internet de las Cosas: la revolución

La domótica es la tecnología que hace que podamos controlar y automatizar, en la medida de lo posible, lo que ocurre en nuestra casa. Existe hace mucho y ha ido cambiando en los últimos tiempos gracias al IoT, Internet of Things o Internet de las cosas.

Ahora todos llevamos en el bolsillo un dispositivo que puede servir, gracias a las aplicaciones adecuadas, como llave o control remoto. Pero los IoT otorgan inteligencia digital a objetos cotidianos permitiendo la comunicación global a través de internet.

Tom Cruise programando las cámaras de seguridad y los aspersores del jardín

Te contamos algunos ejemplos de lo que ya puedes tener en casa para convertirla en un hogar inteligente.

Control absoluto de puertas, ventanas y alarmas

En vacaciones quieres descansar y disfrutar, a la vez que proteges y controlas tu casa mientras estás de viaje.

Puedes respirar tranquilo/a: ha comenzado la revolución de los sensores y la inteligencia interna de la casa. Existen empresas de seguros del hogar que ya ofrecen una app con la que podemos controlar la alarma de nuestra vivienda a través del móvil.

Por supuesto, también existe la opción de vigilancia con cámaras controladas desde tu smartphone al momento. Loxone Smart Home apuesta por un hogar que piensa como tú y comprende tu manera de vivir. Sus sensores y sistema de seguridad controlan desde la temperatura ambiente, hasta las cámaras de seguridad y detecta si alguien intenta entrar en tu vivienda sin permiso.

La empresa italiana Comelit tiene un sistema que cierra ventanas, persianas e incluso toldos, en caso, por ejemplo, de que se ponga a llover de repente. También fabrican sistemas de cierre y apertura de puertas de garaje.

Eficiencia energética: más cómodo y ecológico

Uno de los principales beneficios de una SmartHome es la eficiencia energética. Hay muchas empresas que ofrecen domotizar el control de la calefacción, el aire acondicionado, la temperatura y el gasto energético en tu casa.

Ducasa instala emisores térmicos que puedes controlar desde cualquier dispositivo conectado a la red. Podrás encender o apagar los emisores, conocer tu gasto eléctrico en un momento concreto o consultar el histórico desde cualquier lugar.

Swidget es otra idea ingeniosa y sencilla. Se trata de pequeños módulos con diferentes funciones (sensores de movimiento, altavoces Bluetooth, incluso aromaterapia), diseñados para encajar en los huecos de los enchufes (por ahora americanos). De esta manera, se aprovechan espacios libres evitando el uso de  cables.

Otras empresas, como Mirubee, te ofrecen información exhaustiva del gasto eléctrico que haces en casa. Este sistema necesita un medidor de electricidad Wi-Fi en el cuadro eléctrico. Éste identifica el consumo que haces en tiempo real e identifica el gasto de cada uno de los electrodomésticos en base a patrones.

Queremos electrodomésticos inteligentes

Recibir un mensaje de tu lavadora o tu frigorífico ya es una realidad. Tu nevera te pone al día de la caducidad de tu comida o si te falta algún producto con la pequeña cámara de FridgeCam. O tu lavadora te avisa de que la colada ya está lista.

Google también tiene algo que decir sobre domótica con su lanzamiento del asistente Google Home. Conecta tu SmartTV, smartphone y, en definitiva, tu SmartHome para controlarlos y gestionarlos con su app y tu voz.

El siguiente paso es llegar a las SmartCities. ¿Estás preparado para la revolución?