Dicen que los niños de hoy en día ya no vienen con un pan bajo el brazo, si no que más bien traen un tablet y un smartphone, uno en cada mano. La habilidad de los más pequeños con las nuevas tecnologías y su absoluta devoción por ellas es lo que Cristóbal Viedma, fundador de Lingokids, vió como un perfecto aliado para su educación. Cuando volvió a España después de su experiencia como ingeniero en el equipo de desarrollo de una startup en Singapur, su hermana le pidió ayuda para a enseñar inglés a su hija de 2 años y ahí empezó todo.

Fue entonces cuando Cristóbal y Marieta Viedma comprobaron que las aplicaciones disponibles para la enseñanza de idiomas a niños tenían escaso contenido y, sobre todo, no seguían un plan curricular ya que se centraban en el juego pero sin un objetivo claro. Así nació Lingokids, una aplicación que es hoy en día líder digital de aprendizaje de inglés para niños de entre 2 y 8 años. Desde su lanzamiento, en febrero de 2016, la plataforma ha crecido exponencialmente hasta alcanzar los 7 millones de usuarios en todo el mundo.

¿Cómo funciona?

A través de una combinación de vídeos, canciones, juegos digitales y clases online, la aplicación introduce a los pequeños alumnos en la gramática y el vocabulario inglés, por lo que aprenden casi sin darse cuenta. Al contrario de las otras aplicaciones, que proponen actividades estándar simplemente adornadas con elementos infantiles (como dibujos de animales o premios a forma de estrella), esta app utiliza el juego para enseñar.

Lingokids tiene dos modalidades: el “modo niño” en el que se presentan los contenidos de forma casual para que el alumno pueda seleccionar autónomamente lo que quiere ver y el “modo padres o profesor” en el que se presenta una estructura clara, organizada por temas, donde se pueden ver los contenidos de cada uno de ellos. Además, en cada lección hay vídeos de profesores reales que introducen el temario y los objetivos de aprendizaje, a lo que se suma la propuesta “Lingokids live” a través de la cual los padres tienen la posibilidad de contratar clases por skype con profesores nativos para sus hijos.

La aplicación básica es gratuita aunque para acceder a todas las actividades es necesario pagar. Al contenido ilimitado se accede a través del abono de una suma mensual y con esta inscripción se obtiene no sólo la posibilidad de usar la aplicación offline y la multicuenta sino también la generación de informes de progreso para que los padres puedan comprobar si Lingokids está siendo realmente efectiva para sus hijos.

Seguridad y garantía

Sabemos que en el caso de las aplicaciones para niños, sobre todo las que pueden usar sin el seguimiento de los adultos, la seguridad es crucial. Lingokids está avalado por kidSAFE®, un certificado independiente de seguridad y privacidad en internet diseñado exclusivamente para páginas y tecnologías aptas para menores.

Además de garantizar la seguridad de los más pequeños, la app garantiza un correcto aprendizaje del inglés gracias al acuerdo con Oxford University Press, líder global en materiales de aprendizaje de inglés. Todos los contenidos de la aplicación proceden de esta prestigiosa fuente.

La plataforma, que en 2016 recibió el premio “Mom´s Choice Awards”, comprende más de 3.000 palabras para aprender inglés y 500 actividades. Su crecimiento es sorprendente ya que en el primer semestre de este año ha superado los 100.000 usuarios en España, casi un 65% más de los que tenía en el mismo periodo de 2017. La startup cuenta además con estrategia de expansión internacional, que ha comportado grandes resultados como el haber obtenido usuarios en más de 180 países de todo el mundo. Lingokids ha conseguido conquistar a padres, profesores y niños, haciendo del juego el mejor instrumento para el aprendizaje.